martes, 6 de agosto de 2019

Hoy hay fiesta en el blog

Fiesta, el blog está de fiesta.




Hoy hace ya 8 años que me decidí a publicar mis trabajos en un blog.

Lástima que ya no hay tanta afluencia como en el pasado. Otras tecnologías han ocupado el lugar de los blogs, quizás por la inmediatez o por ser de uso más fácil. Quien sabe.....

Yo sigo aquí siempre que puedo compartiendo proyectos con mis ciberamig@s.

Es todo un placer pasearse por la blogosfera tomando una taza de café.

Grácias por hacerme compañía.

Un fuerte abrazo a tod@s.

Os apetece un bombón?








lunes, 22 de julio de 2019

Nos gusta jugar en la arena

Ya es verano y a nuestras nietas Lia y Aran les encanta jugar con la arena del mar.

Es un ir y venir de juguetes llenos de arena después de hacer mil castillos y flanes con sus moldes.



Hace unos días que encontré un proyecto ideal para que pudiesen, con sus pequeñas manitas, guardar los juguetes y que al regresar a cada la arena fuese cayendo.



Es una idea de Lulú que podéis encontrar en su  Club



Una bolsa de playa hecha con tela plastificada y con Mesh que es una tela de rejilla que permite que la arena vaya cayendo.




Hay que tener en cuenta que debemos sobrehilar bien toda la tela ya que se deshilacha con facilidad.



Se puede llevar como mochila.


También he hecho un bolsito para llevar un peine, una toallita, la crema solar o bien la podemos usar para guardar el bañador mojado.


Para cerrar un snap que lo hace muy fácil de abrir y cerrar.

Un botón divertido para darle un toque juguetón.





Bueno ahora ya podemos jugar sin parar.


Si tenéis ganas de hacerlo no dudéis en decírmelo o bien veis el "making Of " en la web de Lulú.

Disfrutad del verano y de los brillantes colores que le acompañan.


domingo, 4 de noviembre de 2018

Una almohada escalofriante

Otoño nos trae colores cálidos como las hojas secas y los paisajes rojizos.
También nos trae festividades y tradiciones, algunas muy nuestras como "la castanyada y los panellets" pero también  importamos algunas costumbres como es "Halloween".

Os acordáis de La Historia de la Jack-o-Lantern?

Este año me ha entrado, otra vez, el gusanillo del punto de cruz y como tenía un patrón ideal para la ocasión me puse manos a la obra.



Es un patrón de "Bentcreek " con un alfabeto en línea que intercala imágenes "escalofriantes".





Cuando lo compré también llevaba botones del estilo de "Nancy Halvorsen" que le han dado un punto divertido.


Ni que decir tiene que los colores de los hilos son puramente otoñales.





Bordado sobre lino "Belfast" de 55 hilos.



Empezamos por la olla de los conjuros sobre la que sobrevuelan moscas y otros bichos.


Seguimos con unas divertidas calabazas precedidas de una horripilante araña, un pájaro y un murciélago.



Huesitos se siente protagonista de esta historia y nos saluda. Les encanta hacerse selfies.



Doña calabaza gordota pretende asustarnos.



Pero quien realmente asusta es el buitre de la bruja que todo el tiempo nos está vigilando.



Que ¿estáis asustadas?.

Pues no lo estéis, porque son todos muy amigables.

Los laterales de la almohada los he cerrado con snap clips naranjas y negros. 



Así es como ha quedado:



Y como le he cogido el gusto al punto de cruz no será la última combinación con el patchwork que voy a hacer.

Ahora toca trabajar para los preparativos de detalles para Navidad que el tiempo pasa demasiado deprisa.

Feliz otoño amigas, os dejo con mis hilos que se han disfrazado también un poquito.



lunes, 15 de octubre de 2018

Soy una Quilter viajera

Si queridas Quilters, lo reconozco, soy una Quilter viajera, aunque menos de lo que me gustaría.



A quién no le gusta ir a ferias, encontrarse con amigas y disfrutar de las maravillas que vemos en las exposiciones por no hablar de las tentaciones.....de compras?

Como no somos millonarias y tenemos que dosificar nuestras inversiones quizás  por ésto nos hace tanta ilusión cuando organizamos una salida.

Este año nos hemos decidido por:

 La feria de Vicenza Abilmente Autonno.

 Nos han hablado muy bien de las ferias italianas y como está próxima a la Navidad seguro que veremos muchas propuestas para estas fechas.

Además tiene el aliciente añadido que está cerca de:




Estás salidas hay prepararlas bien y la semana pasada tuvimos una reunión para cerrar los últimos detalles.

Y he querido hacer para nosotras unos pequeños regalitos.

Sorpresa numero 1: 
Un pequeño estuche para llevar "indispensables".



Como no tenía mucho tiempo compre unos estuches de plástico en una papelería y como disponía de tela de mapas pensé en aplicarlas.

En la parte trasera cosí tela Kraft Tex que permite escribir y así podemos ir "anotando" las ferias a las que vamos como si fueran sellos.



La aplicación sobre la tela de mapas también es de Kraft Text y la hice con la impresora de casa.



Así que, en un plis plas, el primer detallito listo.



Y ahora os cuento la sorpresa numero 2:

Unas pequeñas muñecas de madera (Tipo Kokeshi)


Las kokeshi son muñecas tradicionales japonesas, originarias de la región de Tohoku en el norte de Japón. Se fabrican a mano utilizando madera como materia prima y se caracterizan por tener un tronco simple y una cabeza redondeada pintada con líneas sencillas para definir el rostro; el cuerpo tiene diseños florales y no poseen brazos ni piernas.
 El origen de estas figuras se remonta a unos doscientos años, dentro del Periodo Edo (1603-1867). Se piensa que los artesanos especializados en utensilios de madera de la región de Tohoku comenzaron a hacer pequeñas muñecas para venderlas como recuerdo a los turistas que visitaban las aguas termales. (Datos extraidos de internet)

Las muñequitas que he preparado las he pintado lo más parecidas posibles a nosotras (dentro de mis limitaciones artísticas claro). 



Las venden en madera natural, que hay que lijar y pintar, también se conocen como "Wooden Peg Dolls".



Os presento al grupo de "Mini Quilters".



Les pregunté, sin desvelar el propósito, sus colores favoritos para tunear los vestidos.


Neus, Gloria y yo nos compramos en la feria de Sitges una cara de muñeca country que llevamos como un broche y que he pintado en cazadoras y chaleco.

Aquí nos tenéis, je,je.



También llevamos todas una bolsa para las compras.



Son una "Mini quilters" muy, muy habladoras, mi marido me decía que no paraban de hablar todo el día. Ainssss.



Con un cáncamo, un cordón de cuero y una anilla las podemos llevar colgando el nuestros bolsos y mochilas.

Preparadas, listas, YA.



Todas las sorpresas dentro de un sobre listo para abrirlo  a la hora del postre.



Todo a punto para el jueves por la mañana y toca madrugar.



Bueno os cuento la feria cuando regresemos. A ver si es verdad que son tan "cuquis" las ferias italianas.

Si alguna ha estado en una edición anterior os agradeceré cualquier consejo y/o sugerencia.

Hasta muy pronto amigas, voy a ver que oigo jaleo y creo que las "Mini Quilters" ya están enredando.






















martes, 9 de octubre de 2018

Un pequeño Gallifante


Erase una vez una princesita llamada ARAN a la que su abuelita (la iaia) le hizo un conjunto de sabanitas para su cuna.

La iaia Olga había escogido unas telas en grises y rojo con elefantes, coronas, estrellas y gotas de agua.


Es un conjunto de sabana y almohadas (siempre hay que hacer un recambio) para su cuna y/o cochecito.


Aran se despertó una mañana y se encontró con que tenia un juguete nuevo, era un "Gallifante".


Y os preguntareis... ¿Pero qué es un "Gallifante"?.

Pues este extraño animalito es un elefante al que la "iaia" le puso una corona que al final se parecía mucho, mucho, a la cresta de un gallo y así nació este ser de fantasía.


Lleva un cascabel en su interior que hace las delicias de Aran cuando lo mueve y una pequeña colita para descubrir texturas.





Ahora este curioso animalito forma parte de sus juguetes favoritos.




Y colorín, colorado esta historia se ha acabado.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...