martes, 8 de septiembre de 2020

Y la casa se vistió de verano

Parece que el verano ya nos quiere decir adiós. Al menos las temperaturas nos están dando una tregua a un verano que, al menos a mí, me ha parecido extremadamente caluroso.

Intento, en cada estación, colgar en el pasillo un "quilt" no muy grande que represente la temporada en la que nos encontramos.

Para mí, verano es sinónimo de playa, de una playa decorada con casitas de madera de colores.


Las casetas de playa fueron antiguamente una pieza muy característica del veraneo más elegante y, gracias a sus colores, también del más decorativo. Su función era la de proteger a sus usuarios del sol, del viento o del gentío. También servían para cambiarse de ropa sin riesgo de ser visto y para guardar los trastos. De madera, tela o hasta latón, solían colocarse al inicio de la temporada estival y se retiraban al final del verano, con la llegada de ese septiembre que siempre amenaza con traer tiempos más fríos. 


Así nos lo explicaba Elena Ruiz Martinez el verano del año pasado.




A día de hoy, playas de todo el mundo continúan tiñéndose de 

alegres colores.

Hay verdaderas curiosidades como las "casetas móviles" que se 
colocaban dentro del mar.


O como las casetas puesto de socorrista de Miami Beach.



Hace ya unos años que me quedé enamorada del  proyecto "African Huts" de Kaffe Fassett de su libro: Quilt Road.





Es un proyecto que se realiza con la técnica del Paper piecing.


Las ropas:
Para el cuerpo de la caseta he elegido rayas de Rowan. 


Para el resto colores variados, incluidos topos


Y unas telas que me gustan mucho que son las Grunge.

Una de las cosas más divertidas es que cuando tienes todos los bloques finalizados hay que ordenarlos para finalizar el top definitivo.


Casi siempre coloco los bloques en el suelo e intento mirarlos un poco de lejos.

Cuando ya encuentro la combinación de colores que más me gusta, a coser.


En la trasera suelo colocar muchas de  las ropas que me han sobrado del top. Así puedo ahorrar un poco de ropa ya que el ancho estándar de las telas suele ser 110 y estos quilts de pared suelen medir unos 120-130 cms.



Colocar la guata y a acolchar.


No suelo usar tambor para estos proyectos que no van muy acolchados así que me es muy práctico colocar el sandwich sobre la mesa de planchar.

Acolché el quilt durante la parte central del confinamiento escuchando el audiolibro "La peste" de Camus". Había leído el libro en mi época de bachillerato y aproveche para repasarlo. Ya dicen que la historia siempre se repite y realmente muchos de los pasajes del libro me resultaban muy familiares con la situación actual.

Quedémonos con la frase:

"Hay en los hombres más cosas dignas de admiración que de desprecio"
La Peste (Camus 1947)

Como el quilt está colgado en la pared siempre le coso un canalón para pasar la madera. 





En la etiqueta del Quilt he añadido un minibloque.





El bies para rematar el quilt está también hecho con trozos de telas sobrantes.


Y así, poquito a poquito, las casitas de la playa nos acompañan cada día en un lugar preferente. Es un bonito pantone playero.


Disfrutemos un poco más de esos días largos con olor a mar.



19 comentarios:

  1. Qué bonito y colorido, me encanta este quilt, muy veraniego, por aquí andamos achicharrados de calor!!!
    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimo trabajo y muy bien realizado, un disfrute para la vista, me encanta. BESICOS.

    ResponderEliminar
  3. GENIAL!!! M'encanta el procés i la teva explicació, per tant el resultat no pot ser un altre que aquesta meravella estiuenca!!!
    Petonets,
    Pilarín

    ResponderEliminar
  4. Madre mía!!!
    Es precioso... pero qué trabajo lleva!!!
    Las casetas de playa me encantan... y tu quilt es ESPECTACULAR!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita. ahora ya estamos conectadas.

      Un beso.

      Olga

      Eliminar
  5. Que adorables las casitas de playa y tan coloridas y alegres.
    Muy laborioso y resultón este trabajo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito.buena elección de telas.un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Que bonito quilt, tan colorido y alegre, me encanta.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  8. Uff, Olga, nosotras a estos trabajos de costura le damos un valor increíble, pues nos parecen dificilísimos...Este quilt es una maravilla por el motivo, las casetas de playa siempre nos han encantado, y por las telas empleadas, todas con un colorido maravilloso y tan bien combinadas. Qué bonito luce en tu pasillo y cuanta alegría transmite.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  9. Cuanta nostalgia leyendo tu post Olga! De viejas películas, de los libros del insti, de los veranos de antes de todo esto... Qué maravilla mezclar telas y coser una playa a la medida de la pared del pasillo. Me gusta muchísimo la selección de telas, le dan calor al quilt pero más serenidad que las del libro. Las grunge parecen como "decapadas", tengo que comprar algunas sin falta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado precioso no lo siguiente.
    Esas casas me encantan el año pasado las vi en Zarauz y no me cansé de hacerles fotos.
    Lo de la tabla de planchar no se me hubiera ocurrido nunca y me parece una idea muy buena.

    ResponderEliminar
  11. Qué preciosa representación del verano, un trabajo maravilloso Olga, qué bonito debe estar esa parte del pasillo cada estación del año!
    Muchas gracias por tu comentario, y el apoyo a mi blog en estos años, no te había visto por instagram, ahora mismo te sigo para poder seguir disfrutando de tus trabajos por allí!
    Un beso muy fuerte!!

    ResponderEliminar
  12. Pero que bonito y alegre!!! TE QUEDÓ GENIAL!!!!

    ResponderEliminar
  13. pero que bonitoooooo!!!! me encanta el pacthwork , soy la persona mas inutil del mundo y del universo poniendolo en practica, pero siempre me quedo embobada ante trabajos como el que nos presentas..una maravilla!!!un besito.maria:()

    ResponderEliminar
  14. Precioso!!!!! Men encantan las casitas y estas tuyas con ese colorido tan alegre y tan bonito... Mis felicitaciones por esta representación veraniega.
    Besiños

    ResponderEliminar
  15. Me encanta como has explicado cada detalle, el quilt precioso, has acertado con las telas, te ha quedado divino
    Besos y enhorabuena

    ResponderEliminar
  16. Hola amiga Olga
    Que bonito recorrido por la historia!!! No me sabia lo de las cabinas rodantes dentro del agua!!! esta claro que cada día aprendemos algo nuevo y eso me encanta! Gracias.
    Me encantan cada una de tus fotos y el resultado ni te digo. una pasada! deseo lo disfrutes junto a tu familia por muchossss años.

    Besitos tu tocaya jajja

    O. Dianet de parchesdeamor

    ResponderEliminar
  17. Siempre me guta ver y leer con detalle lo que nos cuentas en cada una de tus entradas. El quilt es precioso y el colorido muy propio del verano y un poco el querer reflejar lo que nos cuentas de las casetas de la playa de otras épocas.

    Un consejo para montar un quilt, y si es con tanto color mejor. Una foto es la mejor consejera para ver si tienes que modificar , la colocación de algún bloque. Seguro que has disfrutado un montón, viéndolo día a día. Un beso

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...